Bariloche y la prueba piloto para el turismo

Este viernes 2 de octubre se comenzará en Rio Negro una prueba piloto para el regreso progresivo del turismo en San Carlos de Bariloche y con 500 personas de localidades aledañas. El objetivo de esta iniciativa es preparar a la ciudad para el retorno de turismo proveniente del resto de país.

Los protocolos para reactivar el turismo se presentaron y van de la mano con los que ya están habilitados y cumpliendose en los centros de esquí de varias provincias patagónicas para los visitantes locales.

Sabiendo que el retorno de los vuelos de cabotaje no se dará hasta 12 de octubre, por lo menos, Bariloche tiene la intención de prepararse para poder reactivar la actividad turística que representa el 60% de la economía de la ciudad. Esta prueba piloto consiste en permitir el ingreso de 500 turistas cercanos, que lleguen desde el Alto Valle (General Roca y Cipoletti). Si todo sale como fue planeado y no hay complicaciones sanitarias relacionadas al mismo, la prueba se ampliará a 1000 personas para la fecha en la que podrían regresar los vuelos comerciales dentro de nuestro país.

Bariloche flexible en verano desde Buenos Aires

Para que sea un regreso controlado tienen la intención de mantener el incremento de visitantes de a poco, y poder tomar medidas en caso de ser necesario. Actualmente están en la etapa de capacitación acerca de los protocolos para que todos los rubros puedan llevarlos a cabo como corresponde, y por supuesto contar con la responsabilidad individual de los viajeros.

Utilizarán una app exclusiva de la provincia para poder registrar la reserva de hotel y el seguro de asistencia al viajero con cobertura COVID, ambos requisitos obligatorios para el ingreso. Gracias a la aplicación se podrá establecer los puntos que se hayan visitado, y contempla la declaración jurada con el autodiagnóstico que se debe completar a diario. Esta prueba entra en la denominación de “turismo burbuja”.

El plan de reapertura también incluye un registro de hospedajes habilitados para poder registrar las reservas mediante una plataforma especial y generar el permiso de ingreso. En este permiso figurarán los datos de los pasajeros, del vehículo que utilicen y un código QR para agilizar los controles.

Durante esta prueba piloto, las restricciones de circulación se mantendrán respecto de los horarios de los comercios y capacidades. La idea es que los turistas respeten las mismas condiciones que los barilochenses.

Ojalá pronto más ciudades puedan seguir el ejemplo y comenzar con los procesos de reaperturas turísticas graduales.

¿Qué destinos de Argentina quisieran que ya comenzaran con las pruebas?

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Escribí un comentario