Cancún en modo All Inclusive

A finales de mayo regresé a la Riviera Maya, más específicamente a Cancún. Esta vez decidí pasar una semana a puro confort en una de los all inclusive más conocidos de la Zona Hotelera, el RIU Caribe.

El viaje ya empezó desde el momento que salí de mi casa, no sé si les pasa lo mismo pero en el viaje de ida al aeropuerto ya me sentí de vacaciones, especialmente porque volví a llamar a la gente de Full Traslados para que se encargue de esta parte y no tener que molestar a nadie. Hay que decir que el Aeropuerto de Ezeiza no es muy cómodo para ir en transporte público, y la opción de traslados privados (para llegar con tiempo y tranquilo) me parece muy buena.

Ya en el Aeropuerto de Cancún, mientras esperaba el traslado contratado, me informan que tenia 1 hora de retraso. Sin dudarlo me subí a un taxi y emprendí el viaje al hotel (Hotel RIU Caribe). El valor del taxi fueron 650 MXN, por un recorrido de 25km aprox, ese precio no varía de 1 a 4 pasajeros.

Al llegar a la recepción del hotel me informaron que no disponían de mi habitación y que por tal motivo me ofrecían un upgrade. Estos son los imprevistos que uno siempre quiere encontrarse.

La habitación estaba bien, pero debo mencionar que no se encontraba en las mejores condiciones de limpieza, teniendo en cuenta la calidad del hotel. Las botellas de gaseosa del frigobar se encontraban a medio tomar por los huéspedes anteriores. Los muebles tenían un aspecto algo descuidado. Siendo un hotel 5 estrellas (y de cierto renombre), esperaba tener una experiencia superadora a la realidad.

También me pasó que no reponían ciertos productos de higiene, hice el reclamo telefónico en recepción cuya respuesta fue que “el pedido ingresaba a una lista de pendientes”, esperé más de 30 minutos por un shampoo y tuve que ir personalmente a solicitarlo.

El sargazo: Algo que me preguntaron muchos, al ingresar al hotel me informaron de un impuesto que se abona por única vez para contribuir con la limpieza del sargazo, que tanto afecta a la Riviera Maya. Todas las mañanas al bajar a la playa se observaba un grupo de personas sacando de la arena todo el sargazo acumulado. Si bien lograban reducir la cantidad considerablemente, el mismo no dejaba de aparecer.

El resultado fue agua del mar verde, poco transparente y se encontraban flotando algunas algas.

¿Lo mejor del hotel? La comida sin dudas. En general era muy buena, mi recomendado es el restaurante mexicano a la carta, tiene una excelente atención y exquisitos platos principales. Dato: las pizzas del bar de la piscina secundaria también eran exquisitas. Para comer hay opciones para todos los gustos, la idea un poco del all inclusive es la disponibilidad de comida permanente.

Actividades dentro del hotel: Todas las noches de 20:30 a 21:45 el equipo de entretenimiento del hotel organizaba distintas fiestas temáticas en salón de usos múltiples. Durante el día, se podía visualizar el cronograma de actividades en una pizarra ubicada en el ingreso a la zona de la piscina, había opciones variadas y para todas las edades.

Piscina: Definitivamente es la estrella del hotel. Tiene reposeras de material dentro de la misma, barra libre y buffet cercano. Todo en el mismo lugar.

Centro de Cancún: El hotel está situado a 3km del centro por lo que se puede ir caminando pero por 12 MXN resulta conveniente tomar el colectivo que tiene una parada a 1 cuadra del hotel y con muy buena frecuencia.

Isla Mujeres: A pocas cuadras del hotel se encuentra el acceso a la playa tortugas desde donde salen los ferries por 21 U$D ida y vuelta por persona.
Se ofrecen tours para la zona sur y norte de la isla. Sin embargo, recomiendo tomar el ferry e ir sólo a la zona norte, donde encontrarán playas amplias y libres de sargazo, además de una amplia oferta gastronómica. La zona sur tiene una pequeña playa rocosa. En la isla pueden hacer actividades como snorkeling y/o buceo.  

Excursiones: También me encontré con una gran variedad, en general los tours pasan a buscar a los huéspedes por el hotel entre las 7:30 y 9:00 AM, dependiendo de la actividad. Dentro del lobby del hotel se encuentran 4 o 5 puestos con las principales agencias de turismo para brindar asesoramiento y reservar las excursiones. En esta oportunidad no realicé ninguna ya que el objetivo era disfrutar de las instalaciones del hotel, en modo relax total.

La semana en un all inclusive cumplió con su función de desconexión total y se que para algunos no es una opción a la hora de viajar. Más allá de esos detalles con la habitación y el servicio (esperaba otra cosa, comparando con otras cadenas hoteleras), la experiencia de vivir Cancún así la disfrute mucho.

¿Tuvieron experiencias all inclusive? ¿Qué les parecieron?

Team Promos

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver

  • Buenas! Tuve una sola experiencia, en Cancún tambien Nunca me atrajo particularmente ese estio de vacaciones, pero justo apareció una de las promos imperdibles de la página y me dije…por qué no probar?
    elegi un hotel “solo adultos” , y la verdad que no la pasé bien La comida dejaba que desear, los restaurantes habia que esperar demasiado y con porciones minusculas. Los shows bastante malos, solo el de la noche que me iba fue bueno. Los mozos atendian bien, el servicio de mucamas era lento…me gusta volver a la habitacion luego de comer y muchas veces aun no estaba hecha.
    me pasó también que faltaron elementos de higiene, pero como llevo siempre no me fue problema (aunque deberian estar)
    otro punto fue las reposeras….tenia que bajar antes de las 8 para encontrar, si no….a tirar el toallon en la arena

    en resumen, al menos en el Golden Parnassus no repitiria

  • No se como te animaste a viajar sabiendo que no se puede disfrutar de la playa!! La verdad que como esta la playa, deberían dar 50% de descuento en hotelería como mínimo y los precios no han bajado en lo absoluto!! Chicos No vayan es un fiasco Mexico. Es preferible ir a un lugar libre de algas como Aruba, ahí si se disfruta de verdad!

  • Fui 3 veces al riu playacar que está a metros del riu caribe, también al riu Cancún y al riu palace bávaro en punta cana. La verdad es q la experiencia es alucinante, en varios de mis hoapedajes ni salí del hotel, el hecho de tener la vida resuelta es más que suficiente e ideal para descansar

  • Perdón, y sin ánimo de molestar u ofender … entiendo q nombren y publiciten a Full Traslados, pero NO ES VERDAD cuando decís q Ezeiza “no es muy cómodo para ir en transporte público” xq comento a todos los lectores del blog q, hoy x hoy, SI ES COMODO IR A EZEIZA EN TRANSPORTE PUBLICO ya q existe desde siempre un bus común color verde la LINEA NR. 8 del transporte público de pasajeros, común y silvestre, como cualquier otro bondi, q va de LA BOCA al AEROPUERTO EZEIZA pasando x la PLAZA DE MAYO y de acá sigue todo derecho x la A. RIVADAVIA pasando x el CONGRESO NACIONAL y después derecho todo x la AV. RIVADAVIA hasta LINIERS y de ahí x la AUTOPISTA GRAL PAZ + RICHIERI hasta el AEROPUERTO. Eso sí, el trayecto es con todas las paradas y puede demorar, desde el centro, algo así como entre 1 1/2 a 2 horas. Y cuesta tan sólo 20 pesitos argentinos. Sí, 20 pesitos !!! La frecuencia del 8 COMUN es cada 30 o 40 minutos y, si no es en horas pico, va casi siempre cuasi vacío.
    Pero muy sabiamente, la misma línea implementó desde hace como 1 año una LINEA SEMIRAPIDA, también Nr. 8, y q como el nombre indica, va casi SEMI DIRECTO a Ezeiza ya q la última parada del centro es la del CONGRESO (Av. Rivadavia y Rodríguez Peña, delante del Cine Gaumount INCA) y desde acá no para más ya q busca la Autopista 25 de Mayo y va x el carril especial para buses evitando así cualquier tipo de trancón o demora hasta empalmar con la Gral Paz – Richieri (acá si hay alguna q otra parada antes de llegar al aeropuerto) y llega a Ezeiza en menos 40 minutos desde la parada del Congreso. Y con un costo de sólo 30 pesitos argentinos usando la SUBE, sí sólo 30 pesitos !!! con la SUBE y una frecuencia de cada 20 minutos desde las 6 am a las 8 pm de Lunes a Sábados (el SemiRápido no corre los Domingos).
    En Ezeiza, la parada del 8 está ahora dónde han nucleado a todas las paradas de los distintos buses comunes q llegan hasta ahí, está bajo techo y señalizada. Y hay una maquina para cargar la SUBE ahí mismo.
    A los interesados les recomienden q busquen la web de línea 8 donde está todo explicado con mucha claridad y hasta se puede llamar x fono a un 0800 y atienden re bien con las explicaciones del caso.
    Sí debo aclarar q el bus no tiene un sitio especial para dejar valijas, pero bien ó mal hoy en día ya nadie viaja con grandes valijones, así q no resulta del todo incómodo acomodárse lo mejor posible.
    Yo, desde q descubrí esta opción pública y barata, dejé de usar remises privados y el Manuel Tienda León (q x el mismo trayecto q el 8 semirápido el Tienda León cuesta + de $ 500), y empezé a usar el 8 SemiRápido tanto para ir como para volver de Ezeiza al centro. A mí me resulta muy comodo y barato ya q subo y bajo en la parada del Congreso (vivo x esa zona).
    Y para aquellos q tengan q seguir viajando, ahí en Congreso está el subte y haciéndo combinaciones se llega a todos los rincones de la ciudad (incluyendo la terminal de ómnibus de Retiro).
    Ojalá puedan publicar este comentario q puede ser utilidad a otros viajeros q buscan abaratar los costos de ida/vuelta a Ezeiza.
    Gracias !

    Por 30 pesitos …

    • Hola Pedro! Muchas gracias por el aporte! La intención no era desinformar, simplemente recomendamos un servicio que usamos reiteradas veces y nos pareció cómodo. Totalmente de acuerdo que el transporte publico es más económico, no se si cómodo pero cada uno tiene que evaluar los pro y contras. Más que nada lo decimos por el tiempo, son 3 horas antes para vuelos internacionales y tener en cuenta el tiempo de transporte. Está bueno aclarar esa parte. Saludos y gracias de nuevo!

  • Tengo la fortuna de haber hecho casi todo tipo de viajes. Entre ellos, 6 a alojamientos All Inclusive.
    Lo mejor de éste tipo de experiencias es justamente el “desenchufe”, y disfrutar de atención que se espera de primer nivel las 24 hs del día.
    Y ésos creo son los dos puntos principales a revisar al momento de contratar una experiencia como ésta.
    En general, comprás:
    -instalaciones de buena caregoría;
    -disponibilidad de comidas y bebidas a toda hora;
    -la opción de disfrutar de playa (los que se encuentran sobre una) con servicios, y de forma casi privada;
    -atención y entretenimiento dedicado;
    -y particularidades propias, que pueden ser desde parques de agua, canchas de golf, teatros, casinos, restaurantes, cruceros, etc.

    Es cuando alguna de éstas cosas falla que las alarmas se encienden. y no porque uno esté acostumbrado a “ser atendido” sino porque por lo general, se paga mucho dinero por todo eso. Si, en cambio, uno puede acceder como fue mi caso, a través de promociones u ofertas, la mirada cambia un poco.

    En general, disfruté de buenas experiencias. Mi primera experiencia fue hace muchos años en Isla Margarita. Que no fue muy buena. Fueron pocos días ya que íbamos a tomar un crucero, también todo incluído. La diferencia fue abismal. El barco fenomenal, a pesar de ser una segunda línea, donde te ofrecen todo y más. La isla muy mal preparada. A pesar de nosotros estar en el Hesperia IM, de 5*, donde pocos días antes se había celebrado la cumbre presidencial. Y hablamos de hace 10 años.
    Estuve dos veces en Cuba, con servicios acotados en relación a otros resorts, algo propio de toda la isla, pero de bastante calidad y calidez por parte de los dependientes. Y la ventaja de sus playas. Cuba siempre es contradictoria, pero siempre con encanto. Me hospedé en la cadena Sol y en la Iberostar.
    Y en otras dos oportunidades en Brasil, las dos con excelente atención. En Vila Galé Cumbuco, y con Palladium Imbassaí.
    Y la última, y lamentablemente poco grata, en Punta Cana en el Riú Naiboa, donde tanto las instalaciones como los servicios dejaron bastante que desear. (Intoxicación incluída).

    Como todo, la experiencia depende de las circunstancias de quién las vive.
    Y es un gusto que, si está al alcance, alguna vez vale la pena disfrutarlo.Hoy estoy entusiasmado con la posibilidad de en breve, experimentar la estancia en algunos hostels. Algo que aún no tuve la oportunidad de hacer.

  • Fui a Riviera Maya en marzo. La verdad, una desilusion…El sargazo no solo es un problema estetico, donde hay algas el olor es insoportable. Como era mi primera vez en Mexioco, hice las excursiones tradicionales; entre ellas Chichen Itza, dejando de lado que el guia nos estafo con el precio de las entradas (porque me cobro tarifa de adultos para mis hijos y se quedo con el vuelto) el parque arquelogico en si mismo me parecio “pagar mucho para no recibir nada”. Sin dudas el valor historico y arquelogico es incuestionable, pero lo que si es cuestionable es que los alrededores de la famosa Kukulcan es lo mas parecido a un potrero que a un sitio en preservacion, que esta llenisimo de vendedores ambulantes a los gritos, que no hay lugares de sombra y/o descanso salvo algun que otro banco ocupado por los vendedores. Un horror. Compramos una excursion a Cozumel que supuestamente incluia comida, pues la misma era una ala de pollo calentada 80 veces. Un horror…He viajado por toda Europa, Miami, NY, y Asia (todo gracias a promos aereas jijiji) y jamas me senti tan estafada como en Mexico. No volveria mas.

  • Estuve en la cadena iberostar en el Tukan de playa del carmen. la verdad muy bueno!!..La comida muy buena la atención también. Los shows interesantes. En resumen muy buena la experiencia, lo que si me quedó claro que si queres hacer muchas actividades no tenes que ir a un all inclusive pq no lo aprovechas al máximo.