¿Cómo moverse en el metro de Nueva York?

Autor invitado: Gonzalo Vignoni

El metro de Nueva York es una impresionante red subterránea que comprende más de 400 estaciones y 1000 kilómetros de rieles. Con semejante infraestructura, no es de extrañar que viajar en el metro de Nueva York sea la mejor manera de moverse por la metrópolis.

Además de económica, el metro de Nueva York es la manera más rápida de transportarse ya que el caos de tránsito en la superficie hace que tomar un bus sea una agonía en ciertos momentos del día. ¿La mejor parte? Todos los sitios que vale la pena visitar pueden alcanzarse combinando líneas del metro.

Para viajar en el metro de Nueva York es necesario contar con la MetroCard. Esta tarjeta se puede adquirir prácticamente en todas las estaciones tanto por boletería como a través de las MetroCard vending machines. Estas son una especie de “cajeros automáticos” que aceptan efectivo y tarjetas de crédito o débito. Dichas máquinas se pueden usar en castellano u otros idiomas disponibles, así que no tengas miedo de equivocarte si no manejas bien el inglés.

Hay distintas opciones para comprar la MetroCard. La más rentable, si vas a estar 6 o 7 días en Nueva York, es el pase semanal. Con esta tarjeta podrás hacer viajes ilimitados por una semana. ¿Qué tanto conviene? Para sacarle provecho deberás hacer 12 o más viajes en metro esa semana. El pase semanal ilimitado cuesta USD 32 y cada viaje en metro USD 2,75.

Una vez que hayas pasado los molinetes y te encuentres en el andén, tendrás que saber a dónde dirigirte. En Manhattan, los trenes tienen dos direcciones posibles: Uptown y Downtown, para los que van hacia el norte y hacia el sur, respectivamente. Orientarse en ese sentido es fácil viendo el mapa de la red de metro de Nueva York, que podés llevar en tu teléfono gracias a su app. Lo que sí requiere un poco más de atención a la hora de viajar son los recorridos de los trenes. Hay dos tipos de trenes: local y express. Los trenes “local” son los que paran en todas las estaciones de su línea, mientras que los “express” solamente se detienen en estaciones principales (marcadas en blanco en el mapa de la red). Al principio, todo esto puede resultar un poco confuso y hasta abrumante en una red tan amplia, pero basta con concretar el primer viaje en metro para darse cuenta de que, en realidad, es un sistema de transporte sumamente práctico y excelentemente planificado. Es casi imposible perderse o confundirse de tren porque todo está debidamente señalizado. Además, casi todas las líneas funcionan las 24 horas del día.

Como ya mencioné en mis motivos por los que Nueva York cautiva tanto, el metro de Nueva York es un mundo aparte. La escena artística callejera abarca desde cantantes y bailarines hasta pintores y dibujantes. Cada estación tiene lo suyo, sobre todo en las que están cerca de los lugares turísticos.

En cuanto a los trenes, no son la gran cosa. La mayoría son viejos y ruidosos pero hay tantas frecuencias que, incluso en la hora pico, se viaja bien. Los neoyorquinos seguramente tengan motivos para quejarse de la MTA (la entidad que administra el metro), pero cualquier argentino que alguna vez haya viajado en la Línea C del subte de Buenos Aires a las 6 de la tarde quedará fascinado con los trenes de la Gran Manzana.

¿Es seguro el metro de nueva york?

Por último hay que hablar de la seguridad en el metro. Como en toda gran ciudad del mundo, hay que tener cuidado con los pickpockets, las personas que roban de tu bolsillo o cartera sin que te des cuenta. La realidad es que, en el metro de Nueva York, no se ve a nadie llevando la mochila al frente (a no ser que sea algún argentino que, por inercia, sigue practicando esa costumbre porteña en Nueva York) y en ningún momento sentí peligro de ningún tipo. Personalmente, creo que con tener los mismos cuidados que en cualquier gran ciudad del mundo está bien.

Tomar el metro es una de esas cosas que hacer en Nueva York porque gran parte de la vida urbana pasa bajo tierra y está bueno verlo. La ciudad más grande de Estados Unidos es asombrosa por donde se la mire. No pierdas la oportunidad de viajar a Nueva York.

¡Buen viaje!

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver

  • Muy buen artículo. Sin dudas, lo mejor para recorrer la ciudad. Si llevas valijas, no todas las estaciones tienen escaleras mecánicas ni ascensor. Las estaciones bastante sucias.

  • Muy claro el artículo, es cierto el metro de Nueva York te lleva a donde quieras y es bastante sencillo de utilizar. Y comparado con la mugre del subte porteño, es un primor. Ademas, a pesar de la cantidad de gente, de todos los orígenes y colores que puedas imaginar, no hay que olvidar que la Big Apple pertenece al mundo civilizado.

  • Hola, saben si puedo sacar un pase y usarlo entre dos o debe ser personal y cada uno tener el suyo?
    Gracias

    • Santi, si le cargas dinero a la Metrocard la podes usar para dos personas, al menos así la utilice yo. Si le cargas tiempo, por ej. pase por una semana, ahi si es problabe que sea solo para una persona

    • La MetroCard con tiempo cargado (pase semanal, por ejemplo) sólo se puede usar una vez cada 18 minutos en una misma estación. En algunas creo que la demora entre usos es incluso mayor. Esto es para prevenir el fraude. En ese caso deberías tener una por persona.
      Pero si no cargas tiempo en la tarjeta, podés usar la misma varias veces, ya que el saldo se descuenta normalmente.
      (Quizás faltó aclarar que hay dos formas de usar la MetroCard -tiempo o dinero- y que pueden combinarse en una misma tarjeta tranquilamente)

  • Un detalle a tener en cuenta, durante los fines de semana a veces se realizan tareas de mantenimiento, por lo que ciertas lineas se “unifican” por tramos. Entiendo que en la aplicación lo notifican, pero si no muchas veces solo te das cuenta por los anuncios que pegan en las estaciones. Este cambio muchas veces consiste en que el recorrido intermedio de la linea se ve alterado, o sea, va desde el punto A al punto C pero en lugar de pasar por B pasa por B2. A mi me paso ya habiendo bajado dos pisos con las valijas en una estación sin escalera mecánica.