Un hotel escondido en plena Córdoba Capital

Como siempre me consultan sobre los hospedajes cuando el blog está de viaje, les cuento del hospedaje en Córdoba capital. Sobre la histórica calle San Jerónimo, apenas a 3 cuadras de la plaza San Martín, se encuentra Azur Real Hotel Boutique. Un hotel que sorprende y sin duda causa un factor sorpresa al traspasar una antigua puerta de madera tallada.

Construido en 1915 y declarado de valor patrimonial por el Gobierno de la provincia, la estadía es sin dudas mágica. Ademas de brindar una excelente atención y confort propio de un servicio cinco estrellas.

La historia detrás

Hoy en día es uno de los hoteles mas destacados por ser autóctono y por reflejar la riqueza cultural de la provincia. Pero en sus inicios, cómo era?

Empezó siendo un solar de dos plantas destinados a vivienda y local comercial de la familia Crespo. Al poco tiempo y dado al gran tránsito de la calle, la familia inauguró su propia talabarteria.

Quince años mas tarde la casa se vendió a una droguería, que instalo oficinas con hospedaje para visitadores médicos en la parte alta y su laboratorio en el subsuelo. Un par de décadas mas tarde, fue parte del restaurante Italiano Il pappagallo di Bologna.

A medidos de los cuarenta, en diferentes turnos funcionaban un liceo de niñas y el anexo del Colegio Deán Funes, conocido por su ex alumno Ernesto “el che” Guevara. Pasaron un par de años mas, y en los ochenta se convirtió en el boliche África Dance y al mismo tiempo en una escuela de computación dirigida por religiosas.

Una década mas tarde paso a ser un restaurante chino y también fue parte de la bailanta Jerónimo Bailable, escenario para dos iconos de la música popular cordobesa: Carlos (la mona) Jimenez y Rodrigo Bueno.

En el 2003 se vendió y se empezó con las reformas para hacer Azur Real Boutique Hotel. La obra demoró cuatro años y su resultado fue un éxito ya que hoy es una obra de arquitectura contemporánea con detalles originales de su pasado.

Claramente me llamó la atención tantas actividades en una misma propiedad, por eso me gustó la idea de compartirlo con ustedes.

Nuestra habitación y comodidades del hotel

Tienen 15 habitaciones en total, todas diferentes. La habitación que nos tocó estaba super bien equipada y contaba con menú de almohadas (al llegar había 4 almohadas y podías pedir que agreguen más ó seleccionar el tipo de relleno de las mismas), TV LED, Internet WiFi, caja de seguridad digital, personal bar y ducha escocesa. La tarifa cuenta con desayuno pero en esta oportunidad no pude aprovecharlo (aunque parecía muy completo) porque me fui muy temprano ambas mañanas.

Visite también el Spa (que está incluido en la tarifa), cuenta con acceso al sauna seco y/o sauna húmedo, a otras instalaciones del hotel (Splash Pool, Gym y solárium), batas y pantuflas, zona de relax e infusiones. El spa se cierra en exclusividad por una hora.

Esta vez visitamos la ciudad sólo dos noches y en las escapadas está bueno darse algunos lujos, especialmente para profundizar el descanso y además estar cerca del centro de la ciudad.

¿Ustedes fueron alguna vez a un hotel boutique?

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver