¿Qué hacer en Edimburgo?

Autor invitado: @ seguí tu norte

Edimburgo, es la capital de Escocia y sin dudas la de mayor importancia histórica, cada rincón tiene algo mágico que contarnos y si quieres visitarla es mejor que sepas que puedes hacer en tu estadía.  

Consejos útiles para viajar a Edimburgo: clima y época

En cuanto al clima y la mejor época para visitar Edimburgo, creemos que es posible en cualquier momento del año. Sus temperaturas no son extremas y, en caso de alguna lluvia repentina, la ciudad ofrece muchas opciones para poder hacer en Edimburgo, entre museos, restaurantes, y lugares donde refugiarse. Ahora, si queres ser parte del festival más grande del mundo, te contamos que se celebra acá durante el mes de Agosto. En esa fecha la ciudad se llena de turistas de todo el mundo generando un ambiente único, aunque también los alojamientos se encarecen. Si en cambio preferís más calma y cuidar el bolsillo, es mejor evitar este mes.

A continuación detallamos qué lugares puedes hacer y disfrutar en Edimburgo

Old town

Es la parte antigua de la ciudad, donde se asentó la primer población y se desarrolló la vida en la Edad Media. Aunque curiosamente, tuvo que ser reconstruida totalmente así que las construcciones que vemos actualmente corresponden a un periodo incluso más moderno que el New Town, pero sin duda es uno de los rincones que debes hacer en Edimburgo.

• Castillo de Edimburgo: Desde lo alto de una roca se erige este tesoro cual guardián de la ciudad. Es el imperdible de este destino, una visita por su interior te empapa de historia y la  tradición escocesa. Dentro de él se guarda la Piedra del Destino, tan simbólica en cada coronación de los reyes. El recorrido te puede llevar entre 2 y 3 horas.

Royal mile: Es la columna vertebral del Old Town. Esta calle principal que recorre una milla entre la Abadia de Hollyrood y el Castillo.

Abadia de Hollyrood: Las ruinas de esta abadía construida en el siglo XII, sirvieron una vez de monasterio y de residencia real. Dentro es posible visitar habitaciones reconstruidas y una colección de objetos utilizados por los Reyes de Escocia.

Close: A lo largo de toda la Royal Mile, escabulliendose por los callejones, es posible encontrar varios jardines o patios “semiprivados” que dan entrada a las viviendas. Son mini refugios en el medio de la ciudad donde se encuentra calma y descanso. Estos son los que recomendamos: Dunbar’s Close Garden, Mary King’s Close y Lady Stair’s Close.

Catedral de St Giles: Tan bonita por fuera como por dentro, esta construcción destaca en medio de la Royal Mile con su imponente altura.

• Victoria Street y Grassmarket: Caminar por la emblemática Victoria Street y abstraerse en sus tiendas que inspiraron a la autora de Harry Potter para recrear el callejón Deagon, para luegonllegar al Grassmarket. Aquí funcionaba el mercado y se llevaban a cabo las ejecuciones públicas en Edinburgo. Hoy en día es una apacible plaza con varios bares para tomar algo.

New town

Este barrio ubicado al norte de Old Town es otro de los rincones de Edimburgo que debes hacer y recorrer, fue diseñado con el fin de escaparse del bullicio de la Ciudad Vieja. A diferencia de los edificios apretujados y los callejones abarrotados, aquí se respira elegancia y orden. 

• Princes Garden: Este extenso espacio verde divide ambos barrios generando una transición agradable. Con jardines espléndidos, senderos florecidos y vistas grandiosas al Castillo, es un sitio ideal para hacer un picnic o relajar un rato.

• Galería Nacional: Al extremo de Princes Garden, se encuentra este museo gratuito con una excepcional colección de pinturas de grandes artistas. 

• Monumento Walter Scott: Este monumento es el más alto alguna vez eregido a un escritor. Lo cierto es que Scott con sus poesías ha expuesto la belleza escocesa y reivindicado sus tradiciones a nivel mundial.

Circus Lane: Una callejuela residencial sacada de cuento en el barrio Stockbridge que lls dejará maravillados con la belleza de sus fachadas.

Alrededores de Edimburgo

Dean Village: Este antiguo barrio molinero es sin dudas el más encantador de la ciudad. Atravesado por un río y rodeado de casitas pintorescas, cada esquina es digna de una fotografía. Afortunadamente aún no es un sitio muy popular, así que podrás disfrutar de un paseo tranquilo y sin tanto turista.

Arthur’s seat: Dentro del parque de Hollyrood se encuentra el punto más alto de Edimburgo. Luego de una modesta subida, vas a poder disfrutar de una panorámica vista de la ciudad.

Calton Hill: Enfrentada a Arthur’s seat, se encuentra esta colina que nos ofrece una de las postales clásicas de este destino. En la cima se asientan varios monumentos significantes de la ciudad como el National Monument, una réplica del Partenón a medio construir. Desde allí podrás disfrutar de vistas 360 de toda la ciudad con el Castillo de fondo.

The elephant house: Es una simple cafetería pero que congrega a miles de turistas fans de Harry Potter, pues aquí la escritora solía sentarse por horas escribiendo los primeros libros de la saga.

• Greyfriars Kirkyard: Este es el antiguo cementerio de la ciudad. Cuenta con infinidad de historias de fantasmas y otras tantas curiosas, como la del perro Bobby y las tumbas con nombres que inspiraron a la autora de Harry Potter para elegir los nombres de los personajes.

Museo Nacional de Escocia: En medio de la ciudad vieja, se encuentra este moderno edificio que alberga muchos tesoros del Reino Unido. Es una parada imperdible, ya que podrás ver desde objetos históricos de todas las culturas, especies de animales extintas, modelos de aviones reales y experimentos de ciencia. Ojo! Ir con tiempo si se quiere ver todo.

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver

  • La Capilla Rosslyn que aparece en el libro El Código D Vinci y su película homónima es un sitio muy recomendable para visitar. No es necesario contratar servicios turísticos, con solo tomar el bus local Nro. 37, se llega en media hora fácilmente.