Cappadocia, mucho más que un vuelo en globo

Autor invitado: ViajaNico

Cappadocia era desde hacía mucho una especie de sueño para mí. Si bien no estaba primera en mi lista, las ganas de conocer este lugar remoto de Turquía eran muchas. Y quizás como muchos, solo tenía en mi cabeza el espectacular vuelo en globo, pero una vez metido en tema me di cuenta que estaba equivocado. Cappadocia es valles, cuevas, extrañas formaciones, colores, ciudades subterráneas y más.
¿Nos damos una vuelta por allá?

Ay Cappadocia… estuve cinco días sin parar recorriendo esta zona central de la Turquía asiática, y me quedo tanto por hacer. Si pensaban dedicarle un par de días simplemente, les aviso desde este momento que están cometiendo un grave error. Claro, si su idea es organizar tours para todo quizás puedan ver una buena cantidad de cosas, pero yo no suelo viajar de esa forma. Me gusta tomarme mi tiempo, disfrutar de un lugar que me gusta tan solo observándolo por un rato y por mi cuenta, sin ningún guía apurándome para llegar al próximo punto del tour.

Llegar hasta este punto del mapa no es algo sencillo. Y no hablo de dificultad, sino de la distancia a recorrer desde Estambul. Hay opción de volar hasta un aeropuerto cercano (Aeropuerto Nevsehir), o bus nocturno desde la antigua Constantinopla, con la empresa Metro.Yo utilice esta última opción, y más allá de las 12hs de viaje, lo recomiendo.

El bus era de primer nivel, con servicio a bordo y muy cómodo para dormir (se los dice alguien de 1.90 metros).  Pagué por el tramo Estambul-Goreme 115 Liras Turcas, que eran en ese momento aproximadamente 20Usd.
Y claro, porque descartar la opción de alquilar un auto y llegar hasta la región por cuenta propia.

Luego de esa docena de horas rodando y cruzando medio Turquía, llegué finalmente a destino. Para los que no saben, no hay ningún pueblo o ciudad que lleve el nombre Cappadocia, sino que este hace referencia a toda la región. Mi punto final era Goreme, uno de los pequeños pueblos de la zona, y el más conocido a nivel turístico. Acá encontraran hospedaje, restaurantes, pequeños negocios, y por supuesto, las agencias de turismo y de vuelo en globo.
Debo decir que me sorprendí gratamente cuando lo conocí. Fui con la idea de un lugar súper turístico y caro, y más allá de todo lo que ofrece el lugar por la llegada de turistas, no pierde su esencia en los señores tomando un té en la vereda o jugando a las cartas y domino en un café. Mucha paz y tranquilidad para acompañar un lugar soñado.

Levantado dentro de un valle, rodeado por cuevas y extrañas formaciones características del lugar. Se tiene la posibilidad de dormir en hostels cueva sin tener que pagar un precio elevado.

También a tener en cuenta, Goreme no es la única opción. Muy cerca se encuentra Uchisar, y un poco más alejado, Urgup, otros dos pueblos donde se puede hacer base. Aunque son menos turísticos, ganan en mayor autenticidad y son más locales.

Otra de las razones por las cuales recomiendo hospedarse en Goreme, es por su ubicación. La gran mayoría de los globos despegan justo al lado del pueblo, en los valles, y desde el mirador de la ciudad podes disfrutar del espectáculo casi en primera fila. Si, justo al lado y frente a vos vas a ver elevarse todos esos globos de colores y además, a tu derecha, ver el amanecer.
Ahí mismo me ubiqué bien temprano, y pude obtener postales como estas…

Pero como comenté en un principio, hay mucho más Cappadocia que el tremendo espectáculo de los globos. Y si son de los míos para caminar y recorrer por cuenta propia, los alrededores de Goreme son valles muy coloridos para pasarse los días caminándolos. Los cuatro más conocidos son el Valle Rosa, Valle Rojo, Valle Blanco y Valle del Amor.
Los dos últimos, en realidad, son un mismo valle. Primero me cruce con las extrañísimas formaciones fálicas (si, tienen ESA forma), y hacia el final va tomando el color blanco. Al elevarse se obtienen unas vistas increíbles donde su color claro predomina.

El Valle Rojo no deja dudas de porque su nombre. Pero lo lindo de todos estos caminos no es solo su punto cúlmine, sino también los caminos en sí. Cuevas por todos lados, completamente vacías claro está, y no duden en entrar a verlas. Fue recorriendo la zona de este valle donde me encontré El Castillo, como suelen llamar a una gran formación rocosa completamente llena de cuevas con varios pisos en su interior. Es increíble pensar que en ellas vivió gente, que aprovechó lo fácil que resultaba romper y moldear estas rocas. Todo esto se debe a que toda la región estaba cubierta por magma volcánico, que con el tiempo fue recibiendo la erosión del agua y del viento, dando vida a estas particulares formaciones.

No tengo dudas al decir que el Valle Rosa fue el más hermoso que vi. Por sus formas, su tamaño y por ese llamativo color rosado, me quedó totalmente grabado en las retinas. Recomiendo no salteárselo. La primer parte del valle no dice nada y pareciera que estuviéramos en el lugar equivocado, pero el plato fuerte está esperando al final del recorrido, ¡créanme!

Pero claro, esto es solo una pequeña parte de todo lo que podes hacer. También muy cerca se encuentra uno de los Museos al Aire Libre, donde se pueden ver restos arqueológicos, utensilios encontrados en las cuevas de la zona que pertenecieron a ocupantes de las mismas en el siglo IV y más. La entrada cuesta 15 Liras turcas (2 Usd aprox.).

Y si me pusiera a enumerar todo lo que se puede visitar en la región de Cappadocia necesitaría varios artículos. Hay muuuuchas más extrañas formaciones por todos lados, el Lago Salado, monasterios y ciudades subterráneas, por ejemplo. Lamentablemente visitar todo por cuenta propia sería posible solo contando con transporte propio, porque las distancias entre cada una de las atracciones son grandes.
Siempre hay tours divididos por colores (naranja, azul, rojo y verde), que suelen ser de todo el día y cada uno incluye diferentes lugares. El precio de cada uno ronda los 30 Euros.
Yo decidí no usarlos, ya que he visto como, por ejemplo, en el Valle del Amor los hacían bajar de la van para sacar fotos desde arriba del valle, pero nunca bajaban a verlo desde dentro, porque si no el tiempo no daba para hacer todo. Son elecciones y cada uno hará lo que más le guste.

Si, ya sé que estarán pensando y preguntándose: ¡¿Te subiste o no a los globos?! Y la respuesta es No.
Lo pensé y lo repensé, pero el costo se me hacía muy elevado. Llevaba 5 meses viajando y más allá de lo lindo que debe ser, era un gasto importante.
Euros más, Euros menos, subirse a un globo para ver el amanecer les va a costar 150 Euros, algo así como $ 6.300.-. Empresas que lo vendan hay muchas, aunque en temporada alta hay que reservar el lugar cuanto antes porque la gran mayoría que va hasta allá lo hará. Entran aproximadamente 20 personas por globo, y la salida o no depende pura y exclusivamente del clima. Yo tuve suerte y el día amaneció despejado y con un solazo en el horizonte.

Y no puedo terminar este artículo sin mencionar algo sobre la comida. Porque soy un gran apasionado de ella, y la comida, el té y el café en Turquía fueron grandes aliados. No dejen de probar, ya sea en Estambul o en Cappadocia (o donde vayan). Y ya que estamos hablando de esta último, les voy a dejar una recomendación en Goreme, un lugar al que fui varias veces a probar diferentes platos, y siempre salí muy contento por lo rico que estaba todo. Se trata del restaurante “Cappadocian Cuisine”, a un par de cuadras de la estación de buses. Buena atención, buenos precios y buena comida muy variada, ¿Qué más se puede pedir?

¡Ojala disfruten su visita a Cappadocia tanto como lo hice yo!
¿La tenían en sus planes? ¿Ya estuvieron por allá? Para mí fue un hasta la próxima…

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver

  • Estuve en Turquia en 2009 viajando con una amiga, cuando la gente me decía ” están locas por ir ahí” ja ja. Ame Turquía y Capadocia en especial, un viaje alucinante. Volé en globo, inolvidable! Siempre quiero volver.

  • Quería saber cual es la mejor época para ir y de que manera puedo anticiparme con la compra de los tickets para subir al globo. Alguna info al respecto? gracias

  • El titulo deberia ser…¨como visitar capadoccia de forma gasolera..¨….hay varias formas mas de viajar, y la verdad NO subir en globo para contemplar el paisaje es un pecado….si vas hasta ahi , ya sabes el costo del globo ( entre 120 a 150 euros ) reservate ese dinero, despues pijotea en el resto..pero bueno..son gustos…y sobre ellos, como dice el refran, no hay nada escrito..

  • Excelente. Justo a 1 mes de estar por esos lugares me encuentro con esta nota. No veo la hora de estar ahi. Abrazo!