Calafate y Chaltén, dos destinos que hay que conocer en la Patagonia Argentina

Autora invitada: FloR

Allá en medio de la Patagonia más austral que tenemos, se alzan estas dos joyas que tienen que ser visitadas en algún momento de la vida para que descubran un paisaje que consigue maravillar y disfrutar de su increíble comida. Y ya sea de vacaciones o como escapada, te detallo los imperdibles para ver en El Calafate y Chaltén.

¿Qué ver y hacer en El Calafate?

Glaciar Perito Moreno

Como todos saben, esta ciudad es conocida por el lema “Tierra de Glaciares”, y si bien son varios los que la habitan y los que podemos conocer, en esta nota nos vamos a ocupar de la estrella máxima: El Perito Moreno.

Este glaciar tiene un frente de 5 km de longitud y aflora sobre el agua con una altura de 60 metros, es realmente impactante, bellísimo. Y basta solo con verlo por primera vez en la “curva de los suspiros” para entender por qué se lleva todos los laureles y tiene bien ganado su título de fama mundial.

Calafate y Chaltén, dos destinos que hay que conocer en la Patagonia Argentina

Llegar al Glaciar Perito Moreno

Para visitar el Perito Moreno tienen que entrar al al Parque Nacional Los Glaciares a 80 Km de la ciudad y pueden ir con una excursión, en remis o alquilar auto. La ruta está muy bien, pero si piensan viajar en invierno y nunca manejaron en la nieve (que muchas veces es, básicamente, hielo en el camino) no se los recomiendo.

>> Artículo relacionado: Planificando un viaje a El Calafate para fines de enero

Actividades para hacer en el Glaciar Perito Moreno

Pasarelas: Forman un circuito con tres niveles, con escalinatas y balcones que te permiten observar y disfrutar el glaciar en distintas perspectivas. Hay recorridos para todos los gustos, pudiendo optar por uno más corto o más largo, según las ganas o posibilidades de cada uno.

Un dato importante es que no solo hay escaleras, sino que también hay rampas, para personas con movilidad reducida o mamás y papás que viajan con carrito de bebé.

Trecking sobre el glaciar: ¡Altamente recomendable para experimentar la sensación de “ser parte” de la inmensidad del glaciar! Es una caminata moderada y se realiza con crampones sobre una superficie irregular, pero firme y segura. La travesía dura aproximadamente 1 hora y media y al final los espera una linda sorpresa. También existe la posibilidad de hacer una caminata mucho más completa, donde se va al centro del glaciar aunque es de mayor exigencia física y más larga.

Safari Náutico: Se navega por un brazo del Río Rico, es un recorrido de 1 hora aproximadamente, donde se pueden ver témpanos que se han ido desprendiendo y se tiene una perspectiva distinta de la que vemos en las pasarelas.

Kayak: Esta opción te da la posibilidad de poder navegar entre témpanos y visitar la pared norte del glaciar. Se rema aproximadamente 2 horas.

>> Artículo relacionado: Desde Río Turbio hasta Tres Lagos por la Ruta 40

IMPORTANTE: Ninguna excursión incluye la entrada al parque que se abona una vez que llegan ahí. Si bien aceptan tarjeta de crédito o débito les recomiendo llevar efectivo porque es mucho más rápido y muchas veces los medios de pago on line no funcionan bien.

Calafate y Chaltén, dos destinos que hay que conocer en la Patagonia Argentina

La entrada incluye el libre acceso a las pasarelas y el resto de las actividades que les nombre arriba se pagan aparte. La mayoría se pueden hacer el mismo día que se hacen pasarelas, pero requieren reserva previa.

Donde están las pasarelas hay una confitería, donde pueden tomar algo con una hermosa vista o comprar provisiones para tomarse unos mates en algún balcón de las pasarelas. Además hay una tienda de regalos y están los baños.

Más actividades en El Calafate

No todo es el Glaciar Perito Moreno, también se pueden conocer algunos de los otros glaciares. Hay una excursión de 5 horas que sale de Puerto Banderas (a 47 km de la ciudad de El Calafate) donde se navega el canal norte, con vistas al Glaciar Upsala, Glaciar Seco, Spegazzini y Peineta.

Algo diferente para hacer puede ser pasar un día en una estancia teniendo en cuenta que hay algunas que combinan paseos a caballo, trekking o pesca. Por supuesto que siempre acompañado de un rico cordero patagónico.

La ciudad tiene una propuesta muy buena de restaurantes con distintos precios para diferentes gustos y bolsillos, hay que recorrer el centro un poco, y se pueden encontrar fácilmente con todas las opciones.

¿Cuándo ir a El Calafate y cuántos días quedarse?

La mejor época para ir es en primavera o verano ya que los días son más largos y el clima es mucho más benévolo. Además se tiene la seguridad que todas las excursiones están disponibles para hacer. Con respecto a la cantidad de noches, en mi opinión les recomiendo que sean mínimo 3 ya que en ese tiempo van a poder conocer la ciudad, disfrutar de su gastronomía y conocer el Perito Moreno.

Llegando a El Chaltén

De todas las veces que viaje a El Calafate, esta última fue la primera vez que visité El Chaltén y realmente superó mis expectativas.

El Chaltén es un pueblo que está emplazado dentro del Parque Nacional Los Glaciares a unos 213 KM de Calafate (es un poco más de 3 horas de viaje). Si quieren despertar en medio de la montaña, con el Cerro Fitz Roy como fondo de todas sus fotos, donde la gente anda a pie (en el 90%) y se respira aire de aventura, entonces este es el destino que no pueden dejar pasar.

Calafate y Chaltén, dos destinos que hay que conocer en la Patagonia Argentina

Como tenía pocos días mis energías estuvieron puestas en poder hacer Laguna de Los Tres. Yo fui solamente por 2 días y medio y les recomiendo que vayan por 4 o 5 para poder hacer un día un trekking más duro y al otro descansar o bien hacer alguno más sencillo.

Como les contaba, hay senderos para todos los gustos y pulmones. Algunos Senderos Cortos son:

  • Mirador de Los Cóndores y Las Águilas.
  • Chorrillo del Saltos
  • Cascada Margarita

Treking por la Laguna de Los Tres

Salimos muy temprano del hotel, nos pasó a buscar una combi y nos llevó hasta el punto de partida “El Pilar”, que esta fuera del Parque Nacional. También hay una entrada para el sendero en el mismo pueblo, sobre la calle principal, pero optamos por empezar desde el otro lado para poder variar el paisaje al regreso (si comienzan por la entrada que esta en el pueblo, a la vuelta pasas por los mismos lugares).

Arrancamos la caminata y el día estaba nublado y gris, y enseguida empezó a lloviznar, la primera parte es bastante tranquila, pasás por medio de un bosque con unos árboles gigantes, es maravilloso.

Al rato llegamos a el Glaciar Piedras Blancas, es un glaciar colgante, acá tuvimos tiempo de sacar fotos y descansar, hay dos miradores, y están bien señalizados.

Calafate y Chaltén, dos destinos que hay que conocer en la Patagonia Argentina

Después de las poses de rigor para unos lindos recuerdos, seguimos viaje. En el trayecto me saqué varias veces la campera y otras más me la volví a poner ya que cambió varias veces el clima durante las 5 horas de caminata, y aunque era noviembre arrancamos con una temperatura de 10º.

Llegamos al campamento Poincenot, muchos optan por pernoctar acá para poder comenzar sus trekings bien temprano, o para no tener que emprender el regreso al pueblo una vez que terminan.

Y ese momento es el decisivo, porque lo que nos esperaba de ahora en más era un ascenso arduo de un poco menos de 1,4 km en donde se va ganando altura constantemente a cada paso que uno da, pero la recompensa es aún más grande que cualquier falta de oxígeno, dolor de piernas o ganas de renunciar.

Una vez alcanzada la cima aparece la laguna y el maravilloso cerro Fitz Roy coronándola. Les recomiendo que terminen de subir la lomada que van a tener enfrente para poder sentarse a descansar y sacar fotos al lado de la laguna. Esa es, sin duda alguna, la mejor foto de la victoria.

>> Artículo relacionado: Una escapada a El Calafate

Después de almorzar, descansar y sacar MUCHAS fotos, emprendimos el regreso hacia el pueblo por el sector que no habíamos recorrido aún. Nos encontramos con una bifurcación muy bien señalizada donde te indica: hacia un lado El Chaltén, y hacia el otro Poincenot, Rio Blanco y Laguna de los Tres. Nuestro camino era ahora hacia el Chaltén y la caminata ya se hace más tranquila, el recorrido que tenemos por delante es llano y agradable, lo que nos da un respiro y nos carga de energías para seguir.

Calafate y Chaltén, dos destinos que hay que conocer en la Patagonia Argentina

Por ese mismo camino, nos encontramos con la bifurcación a Laguna Capri, está todo bien señalizado, imposible de perderse. Hacia allá nos lanzamos, era nuestra última parada. Después de 1 hora y media de caminata por la bifurcación llegamos, la laguna es inmensa y se puede apreciar el Cerro Fitz Roy desde otra perspectiva muy distinta. Y ahora la nube que nos había acompañado se había ido para dejarnos sacar unas fotos con un paisaje limpio.

Ahora sí, era momento de volver con todas las expectativas cumplidas, los ojos llenos de paisajes (que las millones de fotos sacadas no le hacen justicia) y la sensación de haber vivido una hermosa experiencia.

¿Quién ya visitó estos lugares soñados y puede recomendarnos más actividades?

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Escribí un comentario

Comentarios
Ver

  • No son 14 kms de subida desde Poincenot, faltó una coma ahí!
    Si bien el cartel dice una hora de subida, yo tardé una y media, la subida es demoledora!
    Hermoso viaje y si, hay que ir descansado. Hiper recomendable.