Mi primer experiencia en un crucero por el Caribe

Muchos de ustedes seguro se enteraron que hace unas semanas tuve mi primer experiencia en un crucero recorriendo el Caribe con mi familia en el Caribbean Princess.

Les quería compartir algunas impresiones generales sobre lo que me pareció, pero no se preocupen que voy a escribir otros post para hablar de ciertas cosas que vale la pena mencionar.

Mi primer preocupación fue tener mareos durante el viaje pero debo admitir que no fue así. Claro que esta es una apreciación muy personal, pero si bien se perciben movimientos, no fueron representativos. Lo que sí me pasó fue como que mi cuerpo se había acostumbrado al leve pero continuo movimiento, y en tierra firme me costó un poco desacostumbrarlo y me daba la sensación de estar mareado.

El ingreso al crucero fue realmente sencillo, ya les voy a contar un poco más en detalle de la tecnología aplicada a esto, que me pareció maravillosa. La tripulación fue muy amable desde el primer momento que pisé el puerto de Fort Lauderdale.

Todo dentro del crucero estaba impecable y ordenado, me parece algo a destacar ya que a bordo del mismo había unos 3.400 pasajeros y 1.700 tripulantes que brindaron una atención espectacular.

Algo que le comenté a todos mis conocidos con problemas para dormir, y lo extiendo a ustedes, es que la solución está en viajar en un crucero. Entre la comodidad del colchón, el aire del mar y leve movimiento del barco se descansa realmente bien. De hecho, me contaron que las camas fueron desarrolladas por un experto en sueño (Dr. Michael Breus), que me cuentan?

El tema de las propinas fue una de las cosas más consultadas por ustedes. En algunos cruceros las cobran antes de subir, otros antes de finalizar y son obligatorias. Pero en el caso de Princess NO son obligatorias y se pagan voluntariamente al finalizar, es decir que sólo las pagarías si crees que la atención durante el viaje fue buena. El valor es de U$D 15 por día y por persona, se realiza de esta manera para que a toda la tripulación le llegue su parte y no sea sólo para la tripulación visible.

Por último, les cuento sobre el itinerario del crucero y lo que hicimos con mi familia (esposa y bebé de 1 año). En cada parada uno puede descender del barco para recorrer los destinos, los horarios dependen pero suelen estar desde las 8 am hasta las 17.

La primer parada fue en las Islas Cayman, se baja del crucero directo a un barco que demora unos 3 minutos en tocar tierra. Hay una combi que pueden tomarse en el puerto por U$D 6 que te lleva a una playa a 10 minutos de ahí, se llama 7 miles y el agua ahí es increíble.

El siguiente destino fue Roatán, bajamos directo al puerto y tiene una playa 10 minutos de caminata. Pero si no hay ganas de caminar, tiene una aerosilla desde el puerto hasta esa playa. El alquiler de 2 reposeras y la sombrilla por el día fue de U$D 26. También es una playa muy hermosa, pero preferí la de Cayman. En esta parada, mi esposa tuvo un pequeño tropiezo que derivó en una visitar al hospital del crucero (esto merece un post aparte).

Las últimas paradas de este crucero fueron Belice y Cozumel, pero mucho no puedo contar de las mismas, en la primera di una vuelta muy corta por los alrededores del puerto y en la segunda decidimos no bajar y disfrutar de todas las comodidades dentro del crucero.

Belice

También voy a estar comentando en otro post sobre las actividades que podían hacerse dentro y fuera de la embarcación, y por supuesto que voy a hablar de la gastronomía a bordo. Spoiler alert: Increíble.

Leyendo esto, los que no se animaban a hacer un crucero, ¿qué opinan ahora?

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver