San Francisco: cruzando el Golden Gate en bicicleta

Autora invitada: Viajerísima

El puente Golden Gate es el ícono indiscutido de San Francisco. Fotografiarlo, admirarlo navegando por la bahía, cruzarlo en vehículo o a pie, deleitarse con sus vistas de día o de noche son actividades que atraen a miles de viajeros, pero la experiencia de cruzarlo en bicicleta es diferente e inolvidable.  

El recorrido más popular consiste en cruzar el puente en bici hasta el pueblo de Sausalito y luego regresar en ferry hasta San Francisco. El recorrido es de unos 13 km y si bien hay algunas cuestas, no presenta mayores dificultades y no es necesario tener un súper estado atlético para animarse. Se ve gente de todas las edades y es posible y muy divertido hacerlo con chicos, que pueden ir en bicis tipo tándem. Es un paseo que puede llevar unas 2 o 3 horas, más el tiempo que decidan quedarse en Sausalito.

Lo más conveniente es alquilar la bici en Fisherman´s Wharf, una de las zonas más turísticas sobre la bahía. Hay varios locales como Blazzing Saddles o Bay City Bike que tienen precios similares (alrededor de 30 dólares el día) y entregan un mapa detallado con el circuito para cruzar el puente.

El recorrido comienza por el paseo marítimo de San Francisco, pasando por el antiguo puesto del ejército Fort Mason (ahí están algunas de las cuestas más pronunciadas!), el barrio Marina, el Palacio de Bellas Artes y continúa paralelo a la playa de Crissy Field desde donde se pueden ver veleros, practicantes de kitesurf y windsurf con el escenario de la isla de Alcatraz como fondo.

A medida que se continúa pedaleando, se ve el puente cada vez más cerca, hasta llegar al mirador de Fort Point – el antiguo fuerte que defendía la entrada a la bahía – uno de los mejores lugares para fotografiarlo.

Hay muchas indicaciones al momento de subir al puente, que tiene seis carriles y dos especiales para peatones y ciclistas.  El carril izquierdo suele ser para ciclistas y el derecho para peatones, pero esto puede variar según el día y la hora.

El Golden Gate tiene casi 3 km de extensión, y es impactante ver su estructura y las embarcaciones por debajo. Al cruzarlo se llega a View Point desde donde se aprecian vistas magníficas. Quedan unas cuantas subidas y bajadas hasta llegar a Sausalito, pueblo costero con una marina hermosa. Es un lugar con aires bohemios, colonia de artistas, donde se pueden ver las “casas bote flotantes” en el muelle principal. Es momento de dejar las bicis e improvisar un picnic.

Para regresar, tomamos el ferry hasta San Francisco que tiene bodega para las bicis.  El viaje dura una media hora y es una relajada navegación desde donde se puede ver el puente desde otro ángulo, la isla de Alcatraz y toda la ciudad.

Algunos tips para esta excursión:

  • En la entrada a Sausalito hay estacionamientos pagos para las bicicletas. Siguiendo unas cuadras más, se puede conseguir lugar gratuito.
  • En cuanto llegan a Sausalito, sacar anticipadamente el  ticket para el ferry de regreso, sobre todo si es temporada alta. Suele llenarse el último viaje.
  • Lo ideal este hacer este paseo temprano por la mañana, mucho mejor con un día despejado – aunque siempre puede aparecer la niebla!
  • Para quienes dudan en hacer el recorrido por su cuenta, pueden hacerlo en excursión grupal con guía, ofrecidas en los lugares de alquiler de bicis.
  • Las bicis eléctricas son una alternativa para quien requiera menos esfuerzo.
  • Las rentadoras de bicis tienen apps con los mapas y recorridos, súper útiles.
Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.

Ver más vuelos a destinos:

Vuelos a San Francisco

Comentarios
Ver

  • Hace algunos años lo hicimos en familia, y compartí bici doble con mi hijo mas chico. Fuimos paseando y parando en distintos lugares durante el paseo, sacando fotos y disfrutando de las vistas únicas.

    Estar en medio del Gonden Gate mirando hacia el mar es increible.

    Excelentes consejos y recomendaciones!