¿Qué hacer 4 días en la Quebrada de Humahuaca?

Autora invitada: silbaldino

Si hay una provincia argentina que me enamoró es Jujuy. Sus paisajes imponentes, su sabrosa comida y su gente. Si planean una escapada al norte, aquí les cuento qué hacer en La Quebrada de Humahuaca en 4 días.

Día 1: Purmamarca
Uno de los paisajes más emblemáticos de nuestro país y que sus imágenes recorren el mundo, está en Purmamarca. Se trata del Cerro de los Siete Colores, una formación rocosa que muestra una gama única en tonalidades. Lo ideal es madrugar y esperar los primeros rayos del sol que hacen brillar todos los matices de las rocas. Pero bien vale ir de mañana, ya que de tarde lo observarás sombras.


Desde las callecitas de la ciudad se puede apreciar las casitas de ladrillo de adobe con el cerro como telón de fondo. Para poder tener una buena panorámica, subir al mirador del Cerro El Porito. También desde la ruta se obtienen maravillosas postales.

Purmamarca es un pueblo peatonal donde sus principales atractivos quedan en torno a la plaza: los puestos de artesanías, el Cabildo, la iglesia principal.  A sólo unas cuadras encontrarás el camino que llevará al Paseo de los Colorados, un recorrido de 3 km. Cada pasaje del trayecto es un despertar de los sentidos. Los tonos de rojos mezclados con los grises y verdes de las laderas montañosas, el  sonido de los pasos sobre el pedregullo y la brisa fresca van muy bien con este paseo gratuito por la inmensa naturaleza.

Día 2: Salinas Grandes

Si hay un lugar en donde se desafía la creatividad para sacar fotos es Salinas Grandes. Este desierto blanco es uno de los destinos más visitados del norte argentino. Una inmensa capa de sal resistente al peso de grandes vehículos invita a descubrir un paisaje surrealista. Dentro del salar hay piletones y pozos de agua de color turquesa. Si querés ingresar, debes contratar ahí mismo a un guía quien te contará toda la info sobre las salinas y te llevará a recorrer los mejores spots para tomar fotografías.

A las Salinas Grandes se llega fácil, serpenteando la ruta nacional 52 que pasa por Purmamarca. Durante el trayecto se pueden ver llamas y vicuñas en su hábitat natural. Un infaltable es el mirador de la Cuesta de Lipán y permitirse ver una deliciosa postal. Montañas de colores grises, verdes y marrones erosionadas por el paso del tiempo y un laberíntico camino construido por el hombre.

Día 3: Humahuaca

Camino a Humahuaca bien vale una parada en Uquía, un pequeño y pintoresco pueblo con una naciente actividad turística. Es conocida su iglesia San Francisco de Paula (1691) en donde se exponen pinturas de la escuela cusqueña, de 1560. Pero su principal atractivo es la Quebrada de las Señoritas, una impactante hendidura en la montaña con colores rojos, blancos y negros.

Llegados a Humahuaca, se puede recorrer su centro histórico con sus hermosas callecitas de adoquín que se encuentran en perfecto estado. También podés subir hasta el Monumento a los Héroes de la Independencia, una mole de piedra y bronce levantada sobre la colina de Santa Bárbara y desde donde se obtiene una linda panorámica de la ciudad. Otro de los atractivos es el Mercado Municipal para conocer y deleitar el paladar con los productos de la zona.  

Por la tarde, es hora de partir a las serranías de Hornocal donde encontraremos el Cerro de los Catorce Colores. Esta formación montañosa genera un impresionante contraste de texturas y colores con sus vetas en ocres, verdes, amarillos y blancos en forma triangular. Para llegar hay que transitar 25 km de ripio desde Humahuaca. Lo ideal es hacerlo después del mediodía, cuando los rayos de sol caen sobre la ladera montañosa. Si hay nubes, se crea un efecto visual muy particular.

Día 4: Tilcara y Maimará

Tilcara (“estrella fugaz” en lengua quechua) es la capital arqueológica del Noroeste argentino y la segunda ciudad más importante de la zona. Como se encuentra en el medio de la quebrada, es un pueblo perfecto para hacer base y explorar los alrededores. Su principal atracción es el Pucará, una antigua fortaleza de los indios omaguacas con aproximadamente 900 años de antigüedad. Allí se conservan las viviendas, los templos, corrales para las llamas por lo que podremos apreciar cómo eran los pueblos originales. Desde el Pucará de Tilcara se obtiene una gran vista de los alrededores.

Otro de los atractivos de Tilcara es la Garganta del Diablo, un cañón producido por el río Huasamayo, donde se forma una cascada de 14 metros. Se puede llegar en auto o caminando (2 horas a pie). En este sitio puede disfrutarse de una paz incomparable, de escuchar sólo el ruido del agua corriendo por entre las piedras y el eco que se genera en tan maravillosa formación. Otro de los encantos de Tilcara son sus dos plazas: la principal donde se agrupan los artesanos, y la más chica frente a la Iglesia Nuestra Señora del Rosario, construida en 1865 y declarada Monumento Histórico Nacional. Por otro lado, en Tilcara la oferta gastronómica es excelente y muy variada: La Picadita, Sabores del Alma y El Patio, entre mis recomendados.

En la recorrida de poblados sobre la ruta nacional 9 aparece (muy cerca de Tilcara) Maimará, conocida por su increíble postal del cementerio y una cadena montañosa con colores ocres, anaranjados y amarillos como telón de fondo: la Paleta del Pintor. Las mejores panorámicas se logran desde el mirador “El Monolito”, sobre el margen de la RN9. Se diría que esta formación fue trazada literalmente a pinceladas por una mano divina sobre la ladera montañosa. En las tardes de sol es cuando logra su máximo esplendor.

Comenzá a planear tu viaje al norte. Conocé la oferta de vuelos baratos a Jujuy en Promociones Aéreas.

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.