Exótica Tailandia

Autora invitada: Coti Garcia Michero

Conocida como “la puerta de entrada al Sudeste Asiático”, Tailandia es exótica por donde se la mire.

Salir del mundo occidental para entrar al oriental, es no ver iglesias sino templos budistas, abandonar el fast food por comida típica tai, no hacer compras sino excursiones. Es apreciar lo culturalmente distinto, aquello que enriquece a un corazón viajero.

De norte a sur, este país asiático tiene mucho para ofrecer.    

Norte:  el área cultural entre templos, budismo y naturaleza.

  • Chiang Mai: es la ciudad más importante del norte de Tailandia. Con historia, variedad de templos budistas que visitar y oportunidad para hacer excursiones hacia reservas de elefantes (les recomendamos que si van a contratar sean conscientes de hacerlo con una agencia que realmente cuide de los animales, ya que muchas no los mantienen en buenas condiciones).

Los night markets callejeros son una opción donde comprar regalos o llevar algún recuerdo propio. Si su estadía coincide con el fin de semana, aprovecharán del Saturday & Sunday Market, que cuentan con más puestos y opciones de compras. Los markets se realizan en las calles principales de la ciudad que se vuelven peatonales y al estilo feria.

En Chiang Mai también se ofrece, como experiencia turística, el alojamiento en templos budistas por uno a varios días para aprender a hacer meditación, ¡una muy linda y relajante aventura!

  • Chiang Rai: famosa por su templo blanco What Rong Khun. El turismo la visita principalmente por esta imponente arquitectura budista. Desde acá también pueden visitar las tribus de “mujeres de cuello jirafa”, quienes llevan anillos en su cuello como parte de su creencia étnica. Esta experiencia es recomendable pero tienen que saber que se meterán en una tribu que seguramente conserva parte de sus creencias pero que se encuentra preparada para “atraer al turista”.     
  • Pai: no tan conocida, este pequeño pueblito adquirió popularidad en el último tiempo por parte del turismo más joven y bohemio. Rodeada de varias atracciones como el Cañón de Pai, las cascadas o Lord Caves, a las que se puede acceder en moto o taxi. Hacer senderismo o pasear y cenar por los Night Markets es una oportunidad para apreciar la simpleza de este lugar. Se accede en bus desde Chiang Mai y el viaje, de más de 3 horas, es medio tedioso por la cantidad de curvas del trayecto -¡un poco nos mareamos!-.

Bangkok: capital de Tailandia

¿Qué más agregar a lo dicho en este post?

En nuestro caso, nos alojamos en la conocida Khao San Road –“distrito mochilero”- (es muy concurrida y ruidosa por la noche) y aprovechamos a vivir la experiencia de comer insectos como cucarachas y gusanos entre amigos. ¡Los invitamos a que hagan este tipo de apuestas con sus compañeros de viaje!

Suroeste: Islas del mar Andamán, playas y ciudades.

  • Krabi y Pukhet: son las ciudades principales del suroeste de Tailandia. Ambas cuentan con aeropuerto internacional desde donde acceder fácilmente a las islas y bahías cercanas. También es una opción alojarse en ellas y contratar las excursiones a las distintas playas ya que están preparadas al turismo.     
  • Bahía de Railay: pequeña península cercana a la ciudad de Krabi. Con varias playas, oportunidad de hacer escalada y contratar varias excursiones, como la visita a la Isla de James Bond o la playa de Ao Nang Beach.
  • Koh Phi Phi: una de las más elegidas por los turistas. Fiesta en la playa de noche y playas paradisíacas de día, eso es Phi Phi. La playa más linda donde reposar durante el día es Long Beach a media hora de caminata. La excursión en longboat (barquito típico de Tailandia) por las pequeñas islas y playas que la rodean es un imperdible. Pueden hacer el paseo de mediodía o día completo: visitarán Monkey Island, Bamboo Island, Maya Bay (donde se grabó la película “La Playa” de Leonardo Di Caprio), Viking Cave, entre otros lugares paradisíacos donde en algunos los invitarán a hacer snorkel. Si andan con ganas de hacer buceo, Phi Phi es un buen lugar para hacerlo.
  • Koh Lanta: este archipiélago ofrece playas tranquilas de arena fina donde descansar y contemplar un hermoso paisaje. Conserva un estilo autóctono a pesar de su explotación turística. Si su estadía en Koh Phi Phi los cansó, les recomendamos se guarden unos días para relajarse en esta isla o Koh Lipe.   
  • Koh Lipe: la más al sur y cercana a Malaysia, es una diminuta isla (de solo 2km de largo y 1km de ancho) que invita a desestresarse y disfrutar de la naturaleza con mayor relajo. Si planean recorrer el Sudeste, es fácil acceder desde el país malayo por su cercanía.

Sureste: Islas del Golfo y Full Moon Party.

  • Koh Phangan: conocida como la isla de la famosa fiesta Full Moon Party. No necesariamente debe haber luna llena, ya es un ritual turístico se celebre con frecuencia. No se preocupen que de no coincidir su estadía con la Full Moon, todas las noches hay fiesta en la playa. El acceso a las fiestas es gratuito ya que se festeja a orillas de la playa pública. Pintarse con colores flúor o llevar vestimenta típica de la fiesta es casi un obligado. Para ver playas más lindas y pasar el día con más tranquilidad es aconsejable alquilen un scooter y visiten el lado norte de la isla.
  • Koh Tao: es la combinación perfecta entre fiesta y tranquilidad. Todas las noches los distintos paradores invitan a bailar a la playa, saltar a la soga de fuego o solo observar el arriesgado malabarismo con fuego. Con increíbles arrecifes, es considerado uno de los mejores lugares del mundo para hacer buceo. Si no se animan, pueden hacer snorkel y llevar algo de pan para atraer cardúmenes de peces. Frente a Koh Tao, a solo 5 minutos, queda la famosa islita Koh Nangyuan (googleen para saber de qué paraíso les hablamos). Comer en algunos de los paradores con vista al mar y contemplar el atardecer también es un imperdible.  
  • Koh Samui: la más grande de las tres islas del Golfo. Con variedad de playas que visitar, centros comerciales y mayor oferta hotelera. Cuenta con aeropuerto, desde donde pueden trasladarse a las restantes islas y/o ciudades de Tailandia.

A diferencia de Koh Pangan y Koh Tao, nos pareció la isla más “familiar” de las tres.

Algunos tips y recomendaciones a tener en cuenta:

  • No se requiere visa a los argentinos para la entrada al país.
  • Fiebre amarilla: es un requisito esencial para el ingreso a Tailandia. Se requiere se aplique con una antelación mínima de entre 10 a 15 días.
  • Otras vacunas no son necesarias. En nuestro caso, aprovechamos a aplicarnos fiebre tifoidea, hepatitis y rabia para mayor seguridad/tranquilidad nuestra.
  • Llevar repelente de insectos (Off de envase verde) y aplicarlo con frecuencia.
  • Regatear fuerte: son muchos los que intentarán aprovecharse de su condición de turista y al ofrecerles una excursión, un trayecto en tuk-tuk o la venta de algún producto callejero, partirán de un precio mucho más alto que el real. ¡No sean tímidos en regatear!
  • No caer en “el cuento del tío”: no crean todo lo que les dicen. En ocasiones algún oportunista intentará contraten un paseo con su agencia y para terminar de convencerlos les vendrán con algún “cuento del tío”, tal como: “son los últimos lugares”, “esta excursión solo se hace mañana”, ”vamos solo a tal o cual lugar” -y luego aprovechan a pasearlos por locales de ropa donde previamente el guía arregló una comisión de venta, etc. Si tienen dudas, pregunten y consulten a más agentes/personas para mayor seguridad.     
  • Comer en puestos callejeros: no tengan miedo a vivir la experiencia de comer comida típica callejera, como un Pad Tai, les aseguramos es muy rico y hará que ahorren dinero. De todas formas, encontrarán restaurantes con precios económicos. Hay que tener en cuenta que si piensan alojarse en hostels, éstos no tienen cocina.  
  • Billetes de U$S50 y 100 mejor cotización para cambio. De más está aclarar cambien lo mínimo indispensable en el aeropuerto.
  • Transporte desde y hacia Aeropuerto de Bangkok: la ciudad queda a 30 km. del aeropuerto de Suvarnabhumi. Pueden viajar en taxi (si son muchos les convendrá) o hacer uso de la línea de tren Airport Rail Link con estación en el mismo aeropuerto. Si su idea es alojarse en la Khao San Road, hay un autobús -línea S1- que parte directamente hacia este distrito mochilero. Para mayor seguridad, consulten al personal aeroportuario que los ayudarán y guiarán.   
  • Movilidad interna: en trenes nocturnos (¡ésta es una muy buena experiencia!), buses y ferrys de isla a isla. También pueden aprovechar las low cost Air Asia y JetCost.
  • El consumo de marihuana es ilegal y es un delito severamente penado.
  • Vestimenta de mujeres en templos:  les exigirán se tapen hombros y piernas. Recomendamos lleven en su mochila algún pantalón y pareo para taparse fácilmente ya que no en todos les ofrecerán una túnica.
  • Acostumbrarse a andar “en patas”: en templos e incluso en muchos locales comerciales, restaurantes, alojamientos, les pedirán se descalcen. Les aconsejamos anden con calzado cómodo que les permita calzarse y descalzarse rápidamente.
  • Temporada alta es entre noviembre y marzo/abril: los ferrys entre las islas del Golfo y del mar Andamán, funcionan con mayor frecuencia y conectividad entre ellas. De lo contrario, para acceder a islas como Koh Lipe o Koh Lanta -por ejemplo- deberán partir desde Krabi.  

¿Les dieron ganas de viajar a este país exótico? Para ver ofertas de vuelos a Tailandia ingresen a https://promociones-aereas.com.ar/ciudad/bangkok

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver