3 cosas para ver en Bath: una joya al sur de Inglaterra

Autor invitado: Andrés Di Giuseppe

Pensar en Inglaterra es enumerar una serie de ciudades como Londres, Liverpool o Manchester. Pero después de haber recorrido algunas de ellas, creo que Bath se ganó un lugar en esa lista de visitas obligadas.

Bath, ubicada a 156 km de Londres, fue fundada por los romanos sobre un antiguo santuario celta allá por el año 43 d.C. bajo el nombre Aquae Sulis (las aguas de Sulis) en honor a la diosa celta Sulis Minerva. La particularidad de las termas de Bath reside en que son las únicas existentes en el Reino Unido.

Caminar por las calles de Bath es placentero. No podría definirla como una ciudad por sus dimensiones, pero tampoco como un pueblo. Tan limpia y tan perfecta, Bath parece una gran ciudad a pequeña escala. Estas 3 propuestas te harán querer visitarla:

  1. Baños romanos

Ingresar a las termas de Bath es tener una cita con la historia. La arquitectura nos invita a viajar en el tiempo a partir de su estética neoclásica. El recorrido comienza en la parte inferior del antiguo santuario, donde las galerías vidriadas rodean la piscina principal. Las columnas de roca caliza adornan la escena y nos confirman la sensación de viaje en el tiempo.

En su parte superior, como en una suerte de balcones nos encontramos con esculturas del siglo XIX de algunos emperadores romanos como Julio César, Adriano, Claudio, entre otros, que con firmeza custodian las termas. Además, el museo es ampliamente informativo y como tal posee esculturas de la época, maquetas, exposiciones y muestras interactivas.

Desde los balcones se puede ver el edificio de la abadía de la ciudad con su torre, los ángeles y la bandera de Inglaterra flameando en lo alto del edificio.

2. Abadía

La abadía de San Pedro, mejor conocida como la abadía de Bath nació originalmente como un monasterio en el siglo VIII y se caracteriza por haber sido una de las últimas catedrales con estilo gótico construidas en Inglaterra.

Sin duda, de paso por la abadía hay dos visitas obligadas. Primero, sobre la entrada nos encontramos con la escalera de los ángeles, diseño inspirado por el entonces obispo Oliver King, ya que soñaba con ángeles que trepaban por las paredes de la edificación. En segundo lugar, la torre de la abadía para obtener una de las vistas más privilegiadas del a ciudad.

3. El centro de Jane Austen

Jane Austen fue una joven escritora británica que vivió en Bath en la época georgiana entre 1801 y 1806. La historia cuenta que en aquel momento Bath era una de las ciudades más elegidas para el turismo local por sus famosas termas. Durante su estadía en la ciudad, la autora publicó dos de sus famosas obras: La abadía de Northanger y Persuasión.

Los guías caracterizados a partir de sus vestimentas narran historias de la autora y se ofrecen un recorrido histórico y cultural de la ciudad. Además, en una de las habitaciones del lugar se ofrece el clásico té de las 5 de la tarde.

Descargá gratis nuestra nueva app para Android y iOS.
Suscribite a las notificaciones de Chrome y Safari.
Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram
Suscribite a nuestro newsletter aquí.

¡Cualquier información para agregar es bienvenida! Si encontraste una muy buena tarifa, por favor dejanos un comentario al pie del sitio.Toda colaboración es bienvenida y agradecida por los lectores del blog.


Comentarios
Ver