Relatos de vuelo

Relato de vuelo: de Córdoba a Nueva York por LAN

por: Guillermo (@gpoliver) Relatos de vuelo - 1 comentarios.

En el mes de abril, a través de una promoción publicada aquí, nuestro lector Fer Williams viajó hacia
la ciudad de Nueva York por LAN, y nos ha enviado un excelente relato de vuelo contando su experiencia de viaje con esta compañía:

Durante el mes de abril realicé un viaje a los Estados Unidos, más concretamente, a las ciudades de Nueva York y Boston. El motivo del viaje era visitar a una amiga que vive hace unos años allá y conocer algo del país. Además, dado que ejerzo la profesión de traductor público de inglés, era una buena oportunidad para practicar un poco el idioma.

Después de tramitar la visa correspondiente en Buenos Aires y de recibir mi pasaporte visado, me dispuse a organizar el viaje. La compañía aérea que elegí fue LAN Airlines, más que nada porque ofrecían una promoción muy interesante y porque me gusta mucho viajar con ellos.

Airbus A340 CBA – SCL

Compra de pasajes

El proceso de compra de pasajes fue sencillo y rápido. Después de enterarme de la promoción de LAN a través del blog de Promociones Aéreas en Argentina, ingresé al sitio de la empresa unos 90 días antes y seleccioné las fechas correspondientes al viaje (del 1 al 14 de abril). Algo que me gusta mucho de la web de LAN es la posibilidad de ver los precios en días anteriores y posteriores a las fechas que uno selecciona. Así, pude mover algunos días mi viaje y conseguí el pasaje completo por USD 999 (con impuestos incluidos). Finalmente, las fechas definitivas de ida y vuelta fueron del 2/4 al 15/4.

El tramo inicial era CBA – SCL – LIM – NYC para la ida y lo mismo para la vuelta. Durante las dos semanas anteriores al viaje, recibí varios e-mails de LAN con modificaciones de itinerario que eran algo confusos. Después del tercer e-mail, me comuniqué con Atención al cliente y me explicaron el cambio (me derivaron con dos personas diferentes porque ninguna entendía claramente cuál era la modificación). El trato fue siempre cordial y no tuve que esperar demasiado. Cuando me confirmaron la modificación, fue para informarme que la escala en Lima se suprimía, por lo que el tramo final fue CBA – SCL – NYC. ¡Muy buena noticia!

Tarjetas de embarque

Check-in y migraciones

El proceso de check-in y migraciones de Córdoba fue rápido. Gracias al web check-in, hice una fila mínima para despachar el equipaje, mientras que la fila de check-in habitual era eterna. En migraciones hicieron un control general y nada más.

Fila web check-in

A veces, me preocupa que el aeropuerto de Córdoba sea algo “ligero” en este proceso. Pude pasar con una botella de agua de medio litro (algo que, en teoría, está prohibido), porque no me percaté y nadie me dijo nada. A pesar de que no representaba un peligro, en otros aeropuertos son muy estrictos con estos controles.

Fila check-in tradicional


Embarque y salida

En Córdoba, el embarque fue rápido y sin contratiempos. Incluso el avión despegó unos minutos antes de lo previsto.
En Santiago de Chile, el proceso fue algo desorganizado. El número de puerta de embarque no apareció hasta 40 minutos antes del vuelo, por lo que no sabíamos en qué puerta correspondía esperar. Llamaron al embarque muy cerca de la hora del vuelo, que iba completo (el avión es un Boeing 767-300 con capacidad para 215 pasajeros, aproximadamente) y despegamos un poco más tarde de lo previsto. Además, después de cruzar la puerta de embarque y antes de ingresar a la aeronave, el gobierno de EE. UU. exige que se efectúe un control adicional de equipaje de mano, por lo que perdimos algo de tiempo en eso también.

Embarque SCL


Servicio a bordo

Accesorios

Como siempre (al menos, en mi experiencia), el servicio a bordo fue excelente en todos los vuelos. El personal de LAN es muy cordial y transmiten una sensación de tranquilidad y seguridad. Las cabinas estaban limpias y en perfecto estado, y se notaba que las aeronaves eran todas bastante nuevas. El espacio para el equipaje de mano era amplio, más si tenemos en cuenta que viajaba en clase economy.

En el caso del Boeing, lamentablemente, los asientos no se reclinaban mucho, una desventaja en un vuelo de 13:30 h de duración. De todas maneras, como en todos los vuelos largos que he hecho con LAN, nos proporcionaron una frazada, una almohada, tapones para los oídos y un antifaz para los ojos, elementos que definitivamente ayudan a descansar.

El entretenimiento a bordo resultó excelente. La pantalla táctil funcionaba perfectamente. En el caso de la mía, los auriculares hacían falso contacto, pero me los cambiaron enseguida y se solucionó el problema. Había más de 100 películas, series de todo tipo, más de 1000 discos con una variedad impresionante de música y hasta juegos. A la ida me costó bastante dormir y el entretenimiento a bordo fue una salvación (o quizá fue el entretenimiento el que me mantuvo despierto, nunca lo sabré).

Cena de ida a NYC: Salmón, ensalada y postre

La comida estuvo muy bien en todos los vuelos. En los tramos cortos (COR – SCL – COR), sirvieron la clásica “cajita” de LAN con productos Havanna y algo para beber. En el vuelo de ida a NYC, el menú era salmón con puré o pasta, y la bandeja incluía una entrada con ensalada, galletas y postre. Después de cenar, ofrecían café, té o alguna bebida y un paquetito de M&M’s. Para el desayuno, podíamos escoger entre omelette o sándwich de pollo, y la bandeja incluía frutas y galletas. Toda la comida era fresca y de buena calidad, además de deliciosa.

Llegada

Todos los vuelos fueron excelentes, con una puntualidad casi perfecta. En NYC, el desembarque fue ordenado y rápido. Sin embargo, el proceso de migraciones fue muy lento, porque llegamos casi al unísono con un vuelo de TAM procedente de Brasil y también completo. En total, éramos unas 500 personas haciendo fila. Las preguntas fueron las de rigor y no hubo demoras con el equipaje (dado que ya se había descargado todo mientras esperábamos en la fila de migraciones).

Desayuno antes de aterrizar en NYC

A la vuelta, el check-in en NYC fue rapidísimo (había tres mostradores disponibles y estaba yo solo). El control preembarque se demoró porque es un aeropuerto enorme y había mucha gente, además de que son muy exigentes.

El desembarque en Córdoba fue rápido, al igual que aduana y migraciones. Dado que están realizando mejoras en el aeropuerto, suele desorganizarse un poco el retiro de equipaje y el espacio para hacerlo es muy pequeño. Sin embargo, seguramente esto mejorará cuando terminen las obras que están implementando.

En conclusión, el viaje fue excelente. A pesar de los contratiempos menores, disfruté mucho de volar con LAN y definitivamente volvería a elegir esta aerolínea. Ya viajé con ellos a Bogotá y a Santiago de Chile, además de algunos vuelos internos por Argentina, y nunca tuve problemas ni demoras graves. Indudablemente, la recomiendo para quienes elijan seguridad y confort en sus vuelos.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *